<p style='margin:0px; text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> You need Adobe Flash Player to see this video<br><br> <a href='http://www.macromedia.com/go/getflashplayer' style='text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> Get the Flash Player</a></p>
Search in Videos, Members, Events, Audio Files, Photos and Blogs Ricerca

PASTOR JUAN SANTA CRUZ|Argentina

DEJA QUE EL ´PODER SOBRENATURAL DE DIOS SE MUEVA EN TU VIDA, Y VERAS GRANDES MARAVILLAS www.facebook.com/pastorjuansantacruz-


La mia preghiera

HERMANOS, Y CONSIERVOS. BENDICIONES. LES PEDIMOS APOYO EN ORACION, POR LO LA UNIDAD DE LAS IGLESIAS, EN NUESTRA CIUDAD, VEMOS QUE DIOS ESTA PREPARANDO ALGO BIEN BONITO EN LA CIUDAD, Y EL |Continua

Prega anche tu

Annunci della comunità

Il mio blog

«Indietro

Mi Tiempo LLego

Sep 06, 2010

2,563 Visualizzazioni
     (0 Voto)

Génesis 41: 38-40" Entonces el faraón les preguntó a sus servidores: ¿Podremos encontrar una persona así, en quien repose el Espíritu de Dios? Luego le dijo a José: Puesto que Dios te ha revelado todo esto, no hay nadie más competente y sabio que tú. Quedarás a cargo de mi palacio, y todo mi pueblo cumplirá tus órdenes. Sólo yo tendré más autoridad que tú, porque soy el rey".

Génesis 3: 15-16 "Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tú simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón. A la mujer le dijo: multiplicaré tus dolores en el parto, y darás a luz a tus hijos con dolor. Desearás a tu marido y él te dominará".

Este día yo declaro que ha llegado mi hora. ¿Cuántos creen que les ha llegado la hora? ¿Cuántos creen que les ha llegado el turno? ¿Cuántos creen que en este mes van a llamar a nuestro número, van a nombrar nuestro nombre?,
Vamos a ser designados para cosas grandes, vamos a ser convocados para el sueño que estuvimos trabajando, vamos a ser nombrados para aquellas tareas que estaban en nuestro corazón. Lo que no vimos en los once meses, en los días que restan de este último mes lo vamos a ver cumplido, porque hoy vamos a decretar que ha llegado nuestra hora. Es mi hora.

¿Por qué los hombres se borran? ¿Cuántas se han quejado de que el hombre se ha borrado? Hay dos mecanismos que tenemos que sacar, voy a dar uno para el varón y otra para la mujer.
Los varones tendemos a borrarnos ¿por qué?
- Mi hijo se accidentó, estoy en el hospital y mi esposo se fue de viaje de negocios.
- Mi papá me vio llorando porque mi novio me dejó, se dio media vuelta y me dijo: No es nada, nena, y se fue.
- Nunca estuvo cerca en el nacimiento de sus hijos.
- Cuando le dije que nuestra hija tenía "bulimia", me dijo: Eso lo hablamos después y se fue.
- Cuando el bebé estuvo internado buscó la excusa para comprar el diario, cargar gasolina e irse a hablar con sus amigos.
- Cuando le quise contar algo importante se quedó dormido.
¿Por qué los hombres hacemos esto?
Justamente lo hacemos cuando el nivel de angustia nos supera, nos metemos para adentro y nos borramos. Y eso es un mecanismo que hoy tenemos que destruir. Siempre que un varón encuentra una situación difícil se mete para adentro y se aísla, se borra, desaparece, y ese borrarse, ese mecanismo de evasión no es porque no ama, es justamente porque ama demasiado. Y porque ama demasiado y está tan involucrado, lo que hace es angustiarse porque la situación lo superó.
Cuando Eva desobedeció comió del fruto. Adán estaba al lado ¿Qué hizo? se calló. ¿Por qué se silenció? porque el nivel de angustia lo superó. Dice que después tuvo miedo y se escondieron; porque el hombre tiende a esconderse siempre frente a una situación de dolor. Cuanto más callado es un varón, cuanto más se borra, cuanto más desaparece, más angustia tuvo. ¿Por qué? porque nuestra cultura es una cultura que destruye la masculinidad. Nos han enseñado a los hombres que no podemos expresar nuestra tristeza, que no podemos llorar.
Las mujeres dicen: Yo quiero un hombre que llore, pero cuando el hombre llora le dicen: ¡No llores! La mujer dice: Yo quiero un hombre que exprese sus debilidades, pero cuando las expresa le dice: ¡No! sé fuerte. Porque los varones tenemos el mandato cultural que:
- siempre tenemos que dar soluciones
- siempre tenemos que saber
- siempre tenemos que ayudar
- siempre tenemos que tener la palabra justa
- siempre tenemos que ganar dinero
- siempre tenemos que mantener a la familia
- siempre, siempre, siempre
A los hombres, según la cultura, nos cuesta expresarnos, nos dijeron que hay sentimientos que no los podíamos expresar, sumémosle a eso que somos una generación ausente. Hoy la generación de los chicos, es una generación sin papá, el papá está borrado no hay imagen masculina por eso los chicos son delicados, son como afeminados, por eso hoy las nenas, se dan piquitos entre ellas, juegan con todo eso porque somos una cultura de falta de modelo. Entonces cuando un varón no tiene fortaleza interna para enfrentar situaciones de dolor, se aísla.
Digan los hombres: ¡Hoy lo voy a quebrar!

El otro mecanismo que tenemos que destruir en las mujeres es la "codependencia".
No es raro encontrar una mujer codependiente. La codependencia yo diría, es el mecanismo paralelo al varón, es una manera equivocada de ayudar.
- Es la mujer que necesita salvar y ayudar, pero no porque quiere ayudar, sino porque necesita sentirse útil.
- Necesita el reconocimiento de esa imagen masculina o de ese hijo y entonces ¿qué hace? "sermonea", taladran el cerebro, repiten las cosas quinientas veces, eso es todo codependencia.
- Aconseja, le esconde la botella al marido para que no tome.
- Le tira la droga al hijo para que no se drogue.
- Amenazan: me voy, te dejo, mirá que te dejo.

Entonces esas mujeres se hacen satélites de los demás, todo lo que hacen es analizar la conducta de sus hijos, de su esposo, de sus padres y sobre eso construyen su vida: mi marido me mantiene, mi marido es el que decide, yo veo qué le pasa, porque lo que le pasa es por lo que yo le hice, ese mecanismo se tiene que destruir. Hoy tenemos que cancelar el espíritu de evasión que tenemos los hombres, cuando algo nos angustia, y el espíritu de salvataje en las mujeres. Porque tengo una buena noticia para el día de hoy; el Señor me dijo que hoy domingo 14 de diciembre estaba escrito en la agenda de Dios que ha llegado tu hora. No es la cantidad de luz que recibe la plantita lo que hace crecer a la plantita, es la cantidad de luz que la planta procesa. Yo te voy a soltar como siete motivos de por qué ha llegado tu hora, espero que puedas procesar lo que Dios va a poner en tu espíritu, porque así como faraón llamó a José, éste era un preso, le interpretó el sueño y entró como ministro del imperio mundial más grande de la historia de todos los tiempos, así como le llegó la hora a José, hoy yo declaro que ha llegado tu hora para tu sueño ¿Cuántos lo creen?

  1. Es mi hora estoy listo, sé que en mi peor momento seré promovido.

Si vos sabes que en tu peor momento serás promovido, ha llegado tu hora.
José estaba preso y de preso se hizo ministro de economía. En lo natural fue su peor momento, pero en su peor momento en lo natural, Dios activó su mejor momento en lo espiritual. Cuando una persona sabe que en lo peor de su día Dios va a activar lo mejor, esa persona está lista y le ha llegado la hora. Yo no sé cuán bajo has llegado, yo no sé cuánto dolor hay en tu vida, pero en tu peor dolor Dios te dará la mejor paz. En tu peor abandono vendrán los mejores amigos. En tu peor deuda vendrán tus mejores negocios.
En tu peor enfermedad vendrá el milagro más grande. En tu peor cárcel se cumplirán los sueños de tu corazón.
Los que sabemos que en el peor momento natural Dios activa lo mejor de él para nosotros, a esa gente nos ha llegado la hora.

Dice que faraón tuvo un sueño se volvió loco y empezó a preguntarle a todos los brujos, "¡Interpretámelo, interpretámelo, interpretámelo!. Cuando le preguntó a todos los brujos y nadie se lo interpretaba mandaron a llamar a José. ¿Sabes por qué todavía no te llamaron? porque todavía faraón está buscando la respuesta, pero Dios te ha dejado último en la lista para que cuando vos aparezcas te valoren por sobre todas las otras personas que no supieron interpretar el sueño. Hoy estás último en la lista, pero esperá que faraón está por tocar fondo, está por ser frustrado, y ahí te va a llamar y ahí te va a valorar, porque va a ver que no hay nadie como vos, porque en vos está el Espíritu de Dios.
Había un rey que tuvo un sueño y nadie se lo interpretaba. Le preguntó a todos los brujos y cuando consultó a todos lo mandaron a llamar a Daniel. Tranquilo todavía faraón y el rey están preguntando, se les está terminando la lista, están por tocar fondo y ahí vendrá tu nombre, va a brillar porque cuando alguien es frustrado diez mil veces y encuentra una solución, la valora en alto. A faraón Dios lo está dejando que se frustre, para que cuando vengas vos seas elevado a cosas grandes; en medio de lo peor Dios soltará lo mejor. Si vos hoy querés eso, quiero decirte "¡Bienvenido a la cima, ha llegado tu hora!".Lo más alto que vos logres es lo más bajo que Dios tiene para darte; lo más alto que vos logres, tu sueño más alto, es para Dios lo más bajo que tiene para darte. ¡Entusiasmate, es tu hora!

  1. Si hoy mejoro a los demás es mi hora.

Si donde vos estás hoy mejorás a la gente que te rodea, ha llegado tu hora.
José tuvo un sueño y no saltó al palacio, Dios lo hizo pasar por distintos ambientes, la gente cree que tiene un sueño, va a poner una empresa, va a ser millonario. Dios no se lo va a cumplir la otra semana; no, Dios te va a poner en distintos ambientes para que vos mejores donde estás, vos hagas que la gente sea mejor, te pregunto ¿Hoy la adoración es mejor porque estás vos acá? ¿o es peor?. Hoy la presencia de Dios ¿es mejor porque estás vos o es peor? ¿Tu trabajo es mejor porque estás vos o es peor?
Vieron que hay gente que entra en un lugar y lo arruina y después dice: Dios cumplirá mi sueño. Si es tu hora, entonces:
- cuando estás con tus hijos, tus hijos tienen que mejorar
- cuando estás con tu esposa, tiene que mejorar
- cuando estás con tu esposo, tu esposo tiene que mejorar
- cuando salís con tus amigos, tus amigos tienen que mejorar

Dios no te va a dar coche si no cuidás la bicicleta que tenés, y si no cuidás la ropa interior rota, Dios no te dará el guardarropa. Y si no cuidás lo que hoy Dios puso en tus manos, Dios no te dará algo más grande, porque José donde iba todo mejoraba; donde vos vas se tiene que mejorar todo.
Tu familia tiene que mejorar, tus hijos tienen que mejorar, esta iglesia tiene que mejorar, la ciudad tiene que mejorar, el país tiene que mejorar.
Y si donde vos vas todo mejora un poquito, bienvenido a la cima, es tu hora para cosas grandes.
Mejorar donde uno va. Mejorar quiere decir estarle encima a lo que Dios te dio. Hay gente a la que Dios le dio dones, pero no están encima de sus dones, hay gente que dice yo tengo el don para orar por los enfermos, pero hace semanas que no le oran a nadie. Entonces Dios no te va a decir ¡si! estás listo, si no usás, y cuidás, y le estás encima a lo que Dios te dio. Si un pianista es un adorador y él no le está encima para mejorar cada día lo que hace para Dios, Dios te va a decir todavía tu hora no llegó. Vamos a mejorar donde hoy estamos, porque donde hoy estamos es parte del camino hacia donde vamos. Y quiero decirte que si vos hoy sos un poco mejor y hacés tu ambiente un poco más lindo, hacés a tus amigos un poco mejores, hacés tu iglesia un poco más ungida, vos estás listo para graduarte para cosas grandes.

  1. Es mi hora si estoy listo. ¿Quiénes están listos?

Dice que cuando faraón lo llamó a José para que le interprete el sueño, José fue rápido, José sabía hablar egipcio, estaba ungido, estaba preparado. ¿Estamos listos? Si Dios hoy te diese el millón de dólares ¿ya tenés listos los planes del negocio?
Si Dios ya te diese el marido hoy ¿tenés la alianza comprada?
Tenemos que estar listos. En la antigüedad ¿saben cómo eran los carteros? al cartero se le daba un mensaje escrito y el cartero se lo tenía que decir al que lo recibía y mientras iba corriendo lo tenía que leer y estudiar. Y eso es la visión, mientras vas corriendo hacia tu sueño vos tenés que aprender a declarar lo que Dios te ha puesto en el corazón, mientras vas corriendo andá hablándolo porque vas a llegar a ver tu sueño cumplido. Yo hoy declaro que tu hora ha llegado.

  1. Es mi hora, tengo palabras de solución.

¿A cuántos les gusta hablar palabras de solución? es tu hora. Tenés que saber que tu hora viene cuando aprendés a hablar solución. Estoy soltando algo para que se active en vos. En diciembre tenés que llegar a tu cima, tenés que llegar a tu hora profética, de tu graduación, tiene que ser ahora, queremos que en diciembre faraón nos mande a llamar y nos diga: ¡Ha llegado tu hora!
A faraón no le interesan tus problemas, mientras sigas hablando tus problemas no va a llegar tu hora. Cuando faraón mandó a llamar a José para interpretarle el sueño, faraón no le preguntó cómo llegó a la cárcel ¿qué te pasó? ¿es verdad que tu ex-pastor te maltrató, te lastimaron, prestaste trescientos pesos y no te lo devolvieron?. A la gente no le interesa tus dramas, la gente necesita soluciones, mientras vayas por la vida contando tus problemas nunca va a llegar tu hora. Hay gente que siempre te pide cinco ratitos para contar su drama. Mientras sigas contando tu drama no va a llegar tu hora. Tiene que haber un momento en que tu drama quede atrás y digas: Vine a faraón a traerle una solución del cielo, una opción divina, vengo a resolver un problema, no vengo a traer mi problema, vengo a resolver tu problema. Cuando vos tenés esa mentalidad, ha llegado tu hora, es la hora de tu graduación.
José estaba conectado las veinticuatro horas, por eso tuvo la solución cuando fue llamado. Vos tenés que conectarte con el Espíritu Santo veinticuatro horas. Faraón lo podía haber llamado a José y le hubiese dicho "tengo este sueño, interpretámelo". "Déme un par de horas que se lo preparo don faraón" y José se hubiese ido. ¡No, no, no!, dice que José ahí mismo lo hizo, en ese momento porque estaba conectado y cuando uno está conectado con la presencia de Dios las soluciones bajan ¿Por qué estaba conectado? porque José tenía un sueño grande. Hay gente que dice: ¿Cómo puedo hacer para orar más largo? ¿Cómo puedo hacer para amar más a Dios? es fácil, buscate un sueño que no haya manera que lo logres y vas a estar las veinticuatro horas con papá. ¿Saben por qué hay gente que un día ora y otro día no? porque tienen sueños baratos, porque si a tu hijo le agarrase una enfermedad terminal, yo sé que estarías clamando acá todos los días; y si Dios te dijese: mañana, tarde y noche, lo harías, porque tenés un sueño, algo demasiado grande como para perder tiempo. Ana quería tener un hijo y dice que no comía y oraba largo, porque tenía un sueño grande, era tan grande que hasta de comer se olvidó. Y si Dios te embaraza de un sueño grande, yo sé que vas a estar conectado y en esta iglesia, para los que no saben, tenemos un sueño grande, ver la nación entregada a Jesucristo, ver un país lleno de justicia, de amor, el reino venido a la tierra, la voluntad del cielo cumplida en la tierra, porque buscamos de Dios. ¿Cuántos están listos?

  1. Es mi hora si mantengo mi corazón sano

Hay cristianos que dicen: No es mi tiempo, estoy esperando los tiempos de Jehová. Pero Jesús dijo: "La cosecha está lista". No hay que orar para que la gente se convierta, eso Jesús nunca lo dijo, la cosecha está lista, el sueño está listo, Jesús dijo: "Pídanle al Padre que los obreros vayan a tomar lo que es suyo". Quiero decirte que faraón ya está listo, pero nos están esperando a nosotros que nos avivemos y quiero decirte que hoy es nuestra hora si mantengo un corazón sano. ¿Cuántos tienen su corazón sano? no hay ningún familiar endemoniado, es tu hora.
- ¿ya no estás enojado con alguien? es tu hora.
- ¿perdonaste a esa persona que lo único que hace es amargarte tu existencia? es tu hora
- ¿soltaste a ese viejo cascarrabias, neurótico de tu vida? es tu hora
- ¿y a esa persona manipuladora, la perdonaste? es tu hora.
- ¿perdonaste a ese hijo que se droga, que te maltrató? es tu hora.

Dice que José llegó a Egipto, se casó con la hija de faraón y tuvo un hijo y le puso Efraín, que quiere decir: "Dios me ha hecho olvidar". Tenés que parir un olvido para poder salir adelante, no podés seguir atado a lo que te dijeron, a lo que te hicieron, a la injusticia, tenés que parir a Efraín, y después que parió a Efraín, parió a Manasés que quiere decir: Prosperidad salvaje. Si vos hoy parís a "Dios me ha hecho olvidar" yo te aseguro que lo próximo que vas a parir es la prosperidad salvaje que Dios te prometió. Prosperidad salvaje.
Acá va la revelación y voy a soltar algo grande.
El primer hijo "Dios me hizo olvidar", el segundo hijo "Prosperidad" ¿Quién nació primero? ¿Qué estaba primero en la vida de José? "Dios me hizo olvidar" o sea que estaba primero el dolor; el dolor es lo primero que él tuvo que cancelar para que le venga la prosperidad, pero cuando Efraín estaba en Egipto vino el abuelo, el papá de José y le dijo: Abu, me tenés que bendecir a mi primero, porque el que recibía doble bendición era el primero. Efraín, "Dios me hizo olvidar" y Jacob da la bendición, pero la que le iba a dar al hijo primero se la dio al segundo, cruzó los brazos y le dio el doble a "Prosperidad salvaje". Porque hubo un tiempo donde primero estuvo el dolor y el perdón, pero hay un momento que lo que Dios va a poner delante tuyo, lo único que vas a recordar, lo único que vas a ver, va a ser toda la prosperidad del disfrute, la gloria, el gozo, la honra, el honor y el placer. Antes estuvo primero el dolor, pero a partir de la bendición sólo verás la prosperidad en tu vida.
Dice que Jesús estaba clavado en la cruz y había dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda, y les rompieron las piernas, pero a Jesús no. ¿Sabés por qué les rompieron las piernas y a Jesús no? porque Jesús ya las había doblado al Padre, todo lo que dobles delante de Dios nadie podrá quebrantártelo jamás. Nadie podrá romper nada en tu vida si antes vos te arrodillaste ante el Padre; nadie va a tocar un hueso tuyo porque antes le entregaste tu vida al Señor; lo único que te resta es que ahora prosperidad sea tu herencia, bendición, expansión, resultados extraordinarios, gozo, unción y alegría. Si hubo dolor, lo cancelaste, pero ahora lo que se viene es una prosperidad en todas las áreas de tu vida. ¿Cuántos están listos para que eso lo activemos? Por eso cuando estés indeciso que siempre decidan tus valores. Tus valores:
- nunca dudes en hacer lo correcto, hacélo aunque sea difícil
- no te guíes por tus gustos y sentimientos, sino que tus principios espirituales te saquen del apuro.
Porque la Biblia dice que el que anda en integridad no resbalará jamás. Cuando no sepas qué hacer decí: ¿Qué haría Jesús en mi lugar? haría esto. Eso voy a hacer y aunque el mundo se me venga en contra, el Padre va a bendecirme, prosperidad y prosperidad terminará siendo mi doble herencia para mí y para toda mi familia.

  1. Es mi hora si tengo capacidad de resistencia.

Voy a soltar lo más importante
Dice que cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios estaba la serpiente, y se le acercó Dios y le dijo a la serpiente, al diablo: Ahora habrá guerra entre tú, tu simiente, tu descendencia, tus obras, tus palabras, va a haber guerra entre tú y la descendencia de la mujer. El diablo odia a las mujeres ¿Cuántos sabían eso? Dice que va a haber guerra, toda la Biblia, vos tenés que leerla sobre este principio, porque Jesús le dice al diablo vos le vas a herir el talón, le vas a poner trabas para que la mujer no pueda llegar a su hora, le vas a poner piedras, le vas a pegar en el talón para que no avance y le vas a dar un espíritu de codependencia para que el marido la domine y la mujer lo quiera cambiar y sea un satélite alrededor de los demás; le estaba diciendo lo que iba a pasar, pero la descendencia de Eva te va a golpear en la cabeza y te va a matar. ¿Quién era esa descendencia? era Jesús, o sea, ya en Génesis Dios suelta el plan de salvación, le dice acá tenemos un problema, una guerra, pero ya te doy el resultado Eva, tu hijo le va a golpear en la cabeza hasta matarlo; pero el diablo te va a morder el talón y va a haber una batalla. Vos tenés que saber ¿por qué la gente lee la Biblia y dice? ¿por qué hay tantas guerras en el antiguo testamento? se matan todos ¿por qué Dios permite eso? porque vos tenés que entender el antiguo testamento sobre este pasaje. ¿Por qué Caín mata a Abel? no lo mata porque Caín le trae una ofrenda y Abel le trae otra ofrenda, eso es en lo natural. Pero ¿por qué Caín mata a Abel? porque Satanás tiene que destruir a la descendencia del justo para que no le nazca el Mesías. Entonces todo el antiguo testamento es una batalla sistemática del diablo para destruir la descendencia de Eva. Cuando Satanás escucha que va a nacer un Mesías ¿cuántos saben que no había ecografías? Satanás tenía que esperar que la mujer pariera sus hijos para ver qué era. Entonces Caín mata a Abel. ¿Por qué con Moisés se mandan a matar a los bebés varones? porque Satanás está detrás de eso. ¿Por qué Saúl con la lanza lo persigue trece años para matarlo a David? porque de David venía el Mesías. Todo el antiguo testamento es un libro de muerte porque Satanás tiene que destruir al Mesías. Y cuando nace, ¿se acuerdan de Herodes? manda a matar a todos los bebés porque llegan los magos, los astrólogos que dicen: Venimos a declarar al rey. Cuando Herodes ve toda una comitiva, oro, incienso, miles de personas probablemente que van a nombrar a un rey, Satanás se vuelve a alarmar dice: Acá está el Mesías. Todo eso es una batalla, pero cuando Jesús en la cruz dice: "Consumado es ", Él pone fin a la batalla. Ya está, el Señor cumplió y por su muerte hoy estamos acá, celebrando su nombre y todo aquel que en él cree tiene vida eterna. ¿Cuántos celebramos el nombre de la victoria de Jesús de Nazaret?

  1. Es mi hora de parir el sueño que Dios me ha dado

Dios le dijo a Eva: con dolor parirás tus hijos, eso no habla de que a la mujer le va a doler en el parto, no, no, no, lo que Dios le está diciendo es que por esta batalla donde Satanás va a tratar de destruir tu simiente, tus hijos vas a parirlos con dolor, porque vas a saber de antemano que a tus hijos los van a querer matar. No era que Dios la maldijo a la mujer, no, no, no, no, con dolor parirás porque si vos vas a parir un hijo que sabés que va a ir a la guerra, que va a ir a Irak, ¿cómo lo vas a parir? ¿cómo vas a parir a un hijo que va a tener una condena de búsqueda de muerte?, un hijo que sabes que el mismo diablo va a querer destruirlo; entonces Dios le dice: Eva vos vas a parir, pero vas a tener dolor porque vas a saber que tu hijo va a nacer para la batalla. Pero tengo una buena noticia, la batalla se terminó, porque Jesús cuando murió dijo: "Consumado es", yo creo que eso se lo dijo al diablo en la cara, se terminó la batalla yo la he ganado para mi iglesia. ¿Hay alguien que pueda celebrar en su nombre?
Acá va la revelación: Dios le dijo: Tu simiente va a aplastar la cabeza. ¿Qué simboliza? que hoy nosotros no necesitamos pelear contra el diablo, lo que tenemos que hacer es parir los sueños que Dios nos ha dado, porque los sueños que Dios ha puesto en el vientre varón y mujer, son los que van a volver a golpear la cabeza, ya no es una simiente humana porque Jesús como hombre y como Dios venció, ahora la simiente es del Espíritu, ahora es tu sueño. ¿Por qué Dios acompañó a José? porque el sueño de José golpearía la cabeza al diablo. Vos tenés que parir ese negocio porque probablemente le pegues a la miseria y tus hijos sean libres.
Yo leía de los millonarios que le dejan millones a sus hijos y buscaba a ver si había un cristiano ahí, y no había y dije: "Por ahora", porque si ellos parieron su sueño y golpearon a la miseria, ahora nos llegó la hora. Estábamos orando que sea el tiempo de Dios, mientras los paganos incrédulos endemoniados sin saber de esta ley, ellos parían sus sueños, hacían los negocios, alcanzaban la cima, compraban las cosas, se movían con autoridad, movían dinero en la bolsa, todo eso. Yo quiero decirte que no hay más guerra contra el diablo, lo que hay es que parir lo que Dios embarazó en tu corazón, tiene que dar a luz. ¿Y cuál es la revelación? Lo tenés que lograr, por eso nosotros hablamos acá. Cuando Noé hizo el barco, Dios le dijo: Nunca más yo mandaré diluvio. Noé parió un sueño que trajo victoria a sus generaciones. ¿Sabés por qué hoy vos estás acá? porque hubo gente de nosotros que parimos esta iglesia y por eso fuiste libre. Tenés que parir ahora. El Señor le dijo: Con dolor parirás. Dime cuánto dolor soportas y te diré cuánta será tu victoria. De acuerdo a tu nivel de resistencia será tu nivel de bendición.
¿Cuánto estás dispuesto a soportar? ¿Cuánto estás dispuesto a resistir?
¿Cuántas críticas estás dispuesto a resistir? porque vas a parir con dolor, pero de acuerdo al nivel de dolor que soportes, que aguantes, que resistas, que resistas los desplantes.
¿Cuántas traiciones podés resistir? ¿Cuántos abandonos? ¿Cuánto maltrato? ¿Cuánto engaño? ¿Cuánta infidelidad? ¿Cuánto desprecio?
Dime cuánto dolor resistes y te diré cuánta bendición tendrás.
Hay gente a la que un familiar le hace algo y ya no aguanta más. Hay personas que un líder no vino a la reunión y la persona se perdió. ¿Esa es tu capacidad de resistencia? ¿Cuánto estás dispuesto a resistir? eso es lo que hoy tenés que responder. José aguantó trece años, dice que cuando llegaron los hermanos, José no estaba sano, estaba dolido, dice que lloró tan fuerte que se enteró faraón, tiene que haber un momento que grites, tiene que haber un momento en que se cierre una etapa. Dice que cuando José se murió metieron los huesos en un cajón y se lo llevaron a la tierra prometida, porque la gente va a olvidar tus logros, pero nunca tu corazón, nunca tu resistencia, la gente va a estar dispuesta a cargar hasta tus huesos, si sos una persona de corazón noble, si sos una paridora de sueños, si sos una persona que ama al Señor. ¿Cuántos están dispuestos a resistir? con dolor parirás, cuánto dolor estás dispuesto a resistir, a seguir adelante a volver a levantarte, entonces ha llegado tu hora.
- faraón está llamándote en este mes
- faraón ha visto tu nombre último en la lista
- faraón ha tocado fondo
- faraón te va a promocionar
Dice que José, cuando ve a los hermanos les dijo: Muchachos tranquilos, Dios me mandó delante de ustedes. Dios te va a mandar treinta años antes de tu familia para prepararles el camino para parir los sueños. El diablo no tiene miedo a nada pero tiene miedo a un soñador que está pariendo, que está pujando, que puja, que puja, que puja, que sigue, que sigue, que hoy está acá y dice voy adelante, voy adelante, voy adelante es mi hora.
Hay gente que hoy tiene que despertar, se te fue la vida ¿Qué estás esperando para parir? hay gente que se tiene que avivar que la vida cristiana no es ser un tonto y venir un domingo para estar dos horas y salir y que su vida no funcione, sos un paridor y tu sueño está en enemistad contra el diablo; pero el que dijo "Consumado es" está con nosotros. A Zacarías Dios le prometió un hijo, le dijo va a ser Juan el Bautista, va a salvar a la gente. Zacarías dijo: ¿Cómo va a ser esto, Señor? el ángel lo dejó mudo por incrédulo. Llega a la casa. Y Elizabeth la esposa está embarazada de seis meses, pero ella no sabia lo que tenía, porque el que había escuchado que era Juan el Bautista era Zacarías, pero él no se lo pudo decir porque estaba mudo. Ella no sabía lo que tenía y un día se encuentra con María, ella está embarazada de Jesús y cuando va donde estaba Elizabeth y la saluda, el vientre de Elizabet salta.

Hoy yo me paro como María para hacer saltar lo que Dios puso dentro tuyo, yo sé que hubo gente muda, que no te lo dijeron, pero hoy yo me paro con mi sueño para que tu vientre salte y descubras que lo que hay dentro tuyo traerá libertad, rompimiento, puja, puja, es dolor de parto, sigue, sigue no te detengas ya es la hora de la iglesia, es momento de prosperar, de saltar, de celebrar, es momento de victoria, es nuestra hora. ¿Cuánto dolor estás dispuesto a resistir, cuánto desplante, cuánta pobreza estás dispuesto a resistir, cuántas luchas? Sigue adelante, Eva vio a Caín matar a Abel, un hijo muerto y otro hijo lejos. Y lloró, y dijo: Padre no hay más simiente, uno muerto el otro lejos. Pero Dios volvió y le dio otra semilla y nació Set, que no vino para reemplazar a Abel, vino como una nueva semilla. No importa los sueños que se han muerto, no importa cuán lejos están los sueños, Dios te dará una nueva semilla para que puedas parir un sueño nuevo, puja, sigue adelante, es tu hora iglesia, no hay que pedirle más el tiempo de Jehová, ahora es, ahora es, ahora es, la prosperidad, la sanidad, la bendición, el avivamiento, ahora es momento de alabar a Dios.